Demo

logo

¿En qué consiste el monitoreo fetal?

Muchas de nuestras pacientes hacen la siguiente pregunta: ¿Dr. para qué sirve el monitoreo? ¿En qué consiste? ¿Por qué me lo pide?

Llamado también cardiotocografía electrónica, consiste en registrar simultáneamente la actividad cardiaca fetal y la actividad uterina (contracciones) incluyendo los movimientos fetales.

Este procedimiento nos informa sobre la capacidad de la placenta para transportar el oxígeno como la capacidad de resistencia del feto a la hipoxia (escasez de oxígeno) llamada reserva respiratoria fetal. Cabe aclarar que al referirnos al término "respiración del feto-placenta" nos referimos al mecanismo de intercambio de gases (oxígeno - anhídrido carbónico) como lo hacemos en la vida extrauterina por intermedio de los pulmones.

La evaluación prenatal de este parámetro (la reserva respiratoria fetal) es importante para identificar a los fetos en situación de peligro durante el embarazo, sino también a aquellos que pueden tener riesgos durante el parto. En nuestra institución normalmente y de rutina se solicitan a toda  embarazada normal una o dos veces en el último mes de embarazo para evaluar la reserva respiratoria fetal.

En ciertos casos de riesgo como madres con hipertensión arterial, retardo del crecimiento fetal intrauterino, diabetes gestacional, embarazo gemelar etc. usted notará que estos son solicitados por su doctor con más frecuencia y probablemente antes del último mes de embarazo dependiendo de cada caso en particular.

En nuestro servicio también se efectúa un monitoreo fetal al ingreso sanatorial para evaluar la reserva respiratoria fetal y prever problemas en el curso del trabajo de parto, si esta se hallase afectada. El trabajo de parto de alto riesgo, se controla  en la unidad de alto riesgo, con monitoreo fetal electrónico continuo.

Técnicamente se realiza de la siguiente manera:

1) Se le colocará alrededor de su abdomen una cinta que sostiene un sensor que registra en una hoja de papel la frecuencia de las contracciones y la intensidad de las mismas.

2) Otra cinta similar que sostiene un sensor que capta  la frecuencia y variaciones de los latidos fetales que también se registran  en el papel antes mencionado.

3) Usted tendrá en sus manos un pulsor que cuando percibe un movimiento fetal debe activar y así marcar en el papel el momento en que se mueve el bebé.

En el papel por lo tanto se registran tres parámetros:

a) Las contracciones si las hubiere

b) La frecuencia, variación, ascensos y/o descensos de los latidos fetales y

c) Los movimientos del bebé.

El  estudio del conjunto de estos parámetros es efectuado por el médico monitorista  quien clasifica a la prueba como reactiva, no reactiva o dudosa o no satisfactoria, en cuyo caso debe repetirse con la preparación adecuada.

La preparación óptima es ingerir alimentos preferentemente dulces antes de efectuar la prueba ya que ello produce un aumento de los movimientos fetales.

4000-5000 casos anuales

desde 1950

Contáctenos

 

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com