Demo

logo

Efectos nocivos del tabaco en el embarazo (nuevo)

Los efectos nocivos del tabaco son más acuciantes durante las primeras semanas del embarazo

A continuación transcribimos un artículo de actualidad sobre los efectos nocivos del tabaco durante las primeras semanas del embarazo. 

Los efectos nocivos del tabaco son más acuciantes durante las primeras semanas del embarazo 

Durante esta etapa, que incluye las primeras semanas de gestación, muchas mujeres fumadoras ni siquiera saben que están embarazadas.

"Los pulmones de los niños cuyas madres fuman durante el embarazo reciben menos oxígeno que los de hijos de madres no fumadoras, situación que les hace más propensos a padecer en el futuro enfermedades respiratorias "El daño es particularmente notable en el transcurso del primer trimestre, cuando el feto se encuentra aún en la fase embrionaria y se produce la formación de las vías respiratorias y del parénquima pulmonar."

Durante esa etapa, que incluye las primeras semanas de gestación, muchas mujeres fumadoras ni siquiera saben que están embarazadas.  

La opinión de este experto es que las sustancias nocivas procedentes del tabaco que fuma la madre, u otros miembros del hogar, entrañan incluso más peligro para la salud del niño que la contaminación pasiva durante los primeros años de vida. "El feto es un fumador pasivo de alto riesgo, hasta el punto de que ello puede causarle la muerte, enfermedades temporales o incapacidades permanentes", señala.

Un reciente informe dado a conocer por la Autoridad de Educación Sanitaria de Gran Bretaña, según el cual la inhalación del tabaco de los adultos es responsable en este país de un 35% de abortos, fetos nacidos muertos y defunciones neonatales, además de suponer un 28% de los ingresos hospitalarios de niños por neumonía y bronquitis.

En este mismo informe se culpa a los fumadores adultos de las muertes de cuatrocientos bebés en sus cunas y de un amplio número de casos de niños con asma, tapones auditivos, meningitis y reducción de funciones pulmonares.

"Una mujer que fume diez cigarrillos diarios durante el embarazo provoca la pérdida de peso del feto, lo cual contribuye -explica- a que el niño nazca en inferioridad de condiciones y con mayor riesgo de mortalidad perinatal".

Pero los hijos de madres fumadoras no sólo se exponen a secuelas de tipo físico. Según este neumólogo, diversos estudios han puesto de relieve que tal circunstancia también podría influir en una menor capacidad de respuesta a los estímulos sensoriales, aspecto éste clave para el desarrollo de la inteligencia.

4000-5000 casos anuales

desde 1950

Contáctenos

 

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com