Demo

logo

Fisiología materna durante el Embarazo

La fisiología, la bioquímica y los cambios anatómicos que ocurren durante el embarazo son extensos y pueden ser sistémicos o locales.

Tracto gastrointestinal

Durante el embarazo, el requerimiento nutritivo para las vitaminas y minerales, aumenta, y varias alteraciones maternales ocurren para satisfacer esta demanda. El apetito aumenta, algunas mujeres tienen el apetito disminuido o pueden experimentar náuseas y/o vómitos de acuerdo a los niveles de gonadotrofinas. (hCG). (HORMONA QUE SE PRODUCE ENLA MUJER CUANDO SE HALLA EMBARAZADA)

Cavidad oral (Boca)

La salivación puede aumentar y el tragar con dificultad se asocia con náuseas, el pH (acidez) de la cavidad oral disminuye, y las caries pueden producirse pero no debido a la falta de calcio; el calcio dental en el embarazo es estable y no se moviliza como el calcio del hueso.

Las encías pueden volverse hipertróficas (engrosarse, hincharse), hiperhémicas (más coloradas, con más circulación sanguínea) y friables; quizás debido al estrógeno sistémico aumentado. La carencia de vitamina C también puede causar dolor y sangrando de las encías

Motilidad Gastrointestinal

Puede reducirse durante el embarazo debido a los niveles aumentados de progesterona. El tránsito alimenticio a lo largo del tracto gastrointestinal puede ser tanto más lento que más agua de la normal se reabsorbe y lleva al estreñimiento.  

Estómago y Esófago

La producción gástrica de ácido clorhídrico es inconstante y a veces exagerado, sobre todo durante el primer trimestre. Pero normalmente, la acidez gástrica está reducida. Se reduce el Ph del estómago. 

La producción gástrica de mucosidad puede aumentar.

El peristaltismo esofágico es lento, y se acompaña por reflujo gástrico debido al tiempo de vaciando más lento y dilatación o relajación del esfínter del cardias. 

El reflujo gástrico prevalece en el embarazo más avanzado y se debe a la elevación del estómago por el útero grávido.

Apéndice e Intestino grueso y delgado

El desplazamiento del intestino grueso y delgado es hacia arriba y el apéndice lateralmente y arriba, cambia el punto doloroso de Mc Burney. disminuye generalmente la motilidad y el tono gastrointestinal.

Vesícula:

La función de la vesícula también se altera durante el embarazo debido a la hipotonía de la pared del músculo liso. Se retarda el tiempo de vaciado que además es frecuentemente incompleto. La bilis puede ser más espesa, y la estasis biliar puede llevar a la formación de cálculos biliares.

Hígado

No hay cambios morfológicos claros en el hígado durante el embarazo normal, pero hay alteraciones funcionales. La concentración en suero de la fosfatasa alcalina puede duplicarse, como una disminución en la proporción del albúmina/globulina.

Riñones y Tracto Urinario

Dilatación renal

Durante el embarazo, cada riñón aumenta en longitud de 1-1,5cm, con un aumento concomitante en peso, la pelvis renal y uréter se dilatan. Los uréteres se abren hacia el borde de la pelvis y se hacen más curvados, y el estasis urinario producido, favorece la infección.

La causa absoluta de esta hidronefrosis e hidroureter en embarazo es desconocida, puede haber varios factores:

1-Niveles elevados de progesterona pueden contribuir a la hipotonía del músculo liso en el uréter.

2- Factores mecánicos de compresión y rotación del útero y ligamentos.

Vejiga

Como el útero se agranda, la vejiga cambia de sitio hacia arriba (se elonga) y se aplana en el sentido anterior-posterior. La presión del útero lleva a aumentar la frecuencia urinaria. La vascularización está aumenta y disminuye el tono del músculo.

Sistema Hematológico

Volumen de sangre

Quizás la alteración fisiológica maternal más llamativa que ocurre durante el embarazo es el aumento en el volumen de la sangre. La magnitud de los aumentos varía según el tamaño de la mujer, el número de embarazos que ella ha tenido, el número de partos, y si hay uno o más fetos. El promedio de aumento en volumen al término es 45-50%. El aumento se necesita para perfundir al útero, necesidades metabólicas extras del feto, y aumentar la perfusión de otros órganos, sobre todo los riñones. El volumen extra también compensa la perdida sanguínea en el parto. La pérdida de sangre promedio en el parto vaginal es 500-600ml, y en la cesárea 1000ml.

Glóbulos rojos:

El aumento en la masa de glóbulos rojos es aproximadamente 33%. Dado que el volumen del plasma aumenta tempranamente en el embarazo y más rápidamente que el volumen de glóbulos rojos, el hematocrito disminuye al final del segundo trimestre, cuando se sincroniza el aumento glóbulos rojos con el aumento de volumen de plasma, el hematocrito se estabiliza entonces o puede aumentar ligeramente cerca del término.

Hierro

Con el aumento de glóbulos rojos, la necesidad de hierro para la producción del aumento de la hemoglobina, aumenta naturalmente. Si el hierro suplementario no se agrega a la dieta, la anemia de deficiencia férrica se instalará. Los requerimientos maternales pueden alcanzar 5-6mg/d en la última la mitad de embarazo.

Si hierro no está disponible, el feto usa hierro de las reservas maternales. Así, la producción de hemoglobina fetal es normalmente adecuada aun cuando la madre lo ingiera en forma deficiente. 

Por consiguiente la anemia en el recién nacido raramente es un problema; en cambio, la deficiencia férrica maternal puede causar partos prematuros y aborto espontaneo tardío.

Leucocitos (Glóbulos blancos)

Los leucocitos registran aumentos durante el embarazo de un nivel de preembarazo de 4300-4500/mL a 5000-12000/mL .En el último trimestre, aumentos de hasta 16000/mL se ha observado. Los Linfocitos y monocitos esencialmente no cambian a lo largo del embarazo; los leucocitos polimorfonucleares son los contribuyentes primarios del aumento.

Factores de la coagulación

Durante el embarazo, el nivel de varios factores de la coagulación aumentan: fibrinogeno factorVIII. Factores VII, IX, X, y XII .

Claramente, la coagulación y el sistema fibrinolitico sufren alteraciones mayores durante el embarazo. Entendiendo estos cambios fisiológicos como necesarios para el manejo de dos de los problemas más serios del embarazo: la hemorragia y la enfermedad tromboembolica, los dos causadas por desórdenes en el mecanismo de hemostasis.

Sistema cardiovascular

Posición y Tamaño del Corazón

Cuando el útero se agranda y el diafragma se eleva, el corazón cambia de posición hacia arriba y un poco a la izquierda con rotación de su eje, haciendo que el latido del ápice se desplace lateralmente.

Tensión arterial

La presión de sangre sistémica disminuye ligeramente durante el embarazo. Hay poco cambio en la presión sistólica, pero la presión diastólica está reducida (5-10mmHg) desde las 12-26 semanas. La diastólica aumenta después a los niveles del preembarazo aproximadamente a las 36 semanas.

La obstrucción producida por el útero en la vena inferior puede producir disminución del retorno de sangre al corazón. Esto disminuye el rendimiento cardíaco, retardo en el retorno venoso y es causa del edema en las extremidades inferiores.

Sistema pulmonar

Cambios Anatómicos y fisiológicos

El embarazo produce cambios anatómicos y fisiológicos que afectan la mecánica respiratoria en el embarazo. Temprano, se produce una dilatación capilar a lo largo del tracto respiratorio y llevan a la ingurgitación de la nasofaringe, laringe, tráquea, y bronquios. Esto produce un cambio de voz y hace dificultoso la respiración nasal. Las infecciones respiratorias y preeclampsia agravan estos síntomas.

Cuando el útero se agranda, el diafragma es elevado tanto como 4cm, aumenta el diámetro del torax 2cm y la circunferencia torácica en 6cm. La elevación del diafragma no impide la movilidad muscular. Los músculos abdominales tienen menos tono y son menos activos durante el embarazo. La capacidad pulmonar total está reducida (4-5%) por la elevación del diafragma Los cambios respiratorios funcionales incluyen un aumento ligero en la frecuencia respiratoria, aumento en la ventilación y la capacidad Inspiratoria aumenta 5-10%.

Metabolismo

Como el feto y la placenta crecen, requieren demandas crecientes en la madre, y por lo tanto ocurren alteraciones fenomenales en metabolismo. Los cambios físicos más obvios son ganancia de peso y alteración en la forma del cuerpo. La ganancia de peso no sólo es debida al útero y sus volúmenes sino también al aumento del tejido mamario, sangre y volumen de agua extravascular y fluido extracelular. La media de ganancia de peso durante el embarazo es 12,5Kg.

Durante el embarazo normal, aproximadamente 1000g de ganancia de peso son atribuibles a las proteínas. La mitad de esto se encuentra en el feto y la placenta, el resto ser distribuya como proteína contráctil uterina, tejido glandular mamario, proteína del plasma, y hemoglobina. Disminuyen los niveles de albúmina del plasma y los niveles del fibrinogeno aumentan.

Durante la segunda mitad de embarazo, los lípidos del plasma aumentan, pero los triglicéridos, colesterol descienden después del parto. La proporción de lipoproteínas de densidad baja con las lipoproteínas de densidad alta aumenta durante el embarazo.

4000-5000 casos anuales

desde 1950

Contáctenos

 

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com