Demo

logo

Cuidado del embarazo

Una vez que el embarazo ha sido diagnosticado, el cuidado prenatal debe ser idealmente efectuado por médicos obstetras (doctores que se especializan en el cuidado y tratamiento de mujeres durante el embarazo y parto). 

Desde tiempos remotos el parto se ha efectuado en un medio familiar (en el domicilio) pero debido a complicaciones y emergencias se comenzaron a efectuar en centros hospitalarios especializados, sin embargo, el concepto de parto familiar ha vuelto a ser un concepto integral en la mayoría de los hospitales. Así los padres pueden quedarse con la madre a lo largo del trabajo de parto y el parto.

El parto en centros especializados asegura que puedan tratarse los problemas que surgieran rápidamente; los estudios demuestran que un 10 a 15 por ciento de mujeres en trabajo de parto desarrollan algún problema serio y los centros especializados como el I.M.O. se encuentran equipados con personal capacitado y tecnología para resolverlos correctamente.

 

EXÁMENES PRENATALES 

Los exámenes prenatales rutinarios aseguran la salud de la madre y el feto. Los estudios han demostrado que si ese cuidado se comienza en el primer trimestre(los primeros tres meses) se previenen muchas complicaciones. 

El cuidado prenatal temprano y continuo a lo largo del embarazo reduce el riesgo de morbimortalidad perinatal (dentro y fuera del útero) en un 75 por ciento. El primer examen prenatal normalmente se lleva a cabo en el segundo mes de embarazo e incluye la confección de la historia médica de la mujer (enfermedades pasadas, operaciones, embarazos pasados, abortos, etc.), su historia familiar de enfermedades( corazón , enfermedad del riñón, diabetes y desórdenes hereditarios), la historia de enfermedades del padre del niño, la historia familiar de gemelos, y la historia del propio embarazo presente. 

Un examen físico se hace para evaluar la salud de la mujer y verificar cualquier enfermedad general. 

Un examen pelviano (tacto vaginal) para verificar el tamaño del útero para descubrir cualquier anormalidad presente (miomas quistes de ovario etc.) 

El primer examen prenatal incluye un Papanicolaou para descubrir posible patología del cuello del útero (cáncer o estadíos precancerosos ), Los análisis de sangre (hemograma, grupo y Rh estado inmunológico para SIDA, sífilis rúbeola, citomegalovirus ,mal de Chagas, toxoplasmosis , glucosa urea etc.) Valoración cardiológica, psicológica si es necesario etc. 

Lo ideal es controlar el embarazo una vez al mes hasta el 7º mes de embarazo después del examen inicial. 

En el 8 º mes, se fijan normalmente dos a tres visitas; en el mes final, las visitas semanales son la regla. 

En las consultas frecuentemente se controlará el peso, la presión arterial, el crecimiento del útero y latidos fetales. 

Entre las 10 y 12 semanas de embarazo el latido del corazón fetal puede oírse a través de un estetoscopio fetal ultrasónico. Esto, también, se verifica en cada visita. 

El examen pelviano interno (tacto vaginal) de la primera visita normalmente no se repite hasta el último mes de embarazo, a menos que circunstancias especiales, como una amenaza de parto prematuro, perdidas de sangre por genitales, contracciones frecuentes etc. lo indiquen. En el I.M.O. se alienta a que el padre asista a todas las consultas desde el examen inicial. 

Es una oportunidad buena para discutir problemas que se puedan presentar y anticiparse a preocupaciones futuras.

4000-5000 casos anuales

desde 1950

Contáctenos

 

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com